CIUDADSOCIEDAD Y JUSTICIA

El Museo Nacional de Arte presenta exposición retrospectiva del pintor michoacano Rodrigo Pimentel

* Rodrigo Pimentel (1945-2022). Transmutacionesestá integradapor una selección de 73 piezas, fruto de sus últimas cuatro décadas de trabajo
* Es un protagonista de la historia cultural de México, porque la testimonió,afirmó la titular del Inbal al inaugurar la exposición
Redacción

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través del Museo Nacional de Arte (Munal), presentan la exposición Rodrigo Pimentel (1945-2022). Transmutaciones. 

A un año del sensible deceso del artista michoacano, el Munaly la Colección Andrés Blaisten suman esfuerzos para presentar al público una retrospectiva de la trayectoria plástica de Rodrigo Pimentel.

Al dar la bienvenida a nombre de la Secretaría de Cultura federal, la titular del Inbal, Lucina Jiménez López, destacó la importancia de este artista michoacano al señalar que Rodrigo Pimentel es un protagonista de la historia cultural de México, porque la testimonió, porque la fotografió, porque habló de toda la vida cultural a lo largo de su trayecto.

Para nosotros, dijo, es un honor presentar el trabajo de Pimentel,porque estamos hablando de un gran explorador del color, de todas esas realidades que nutren la cotidianidad de los pueblos.

“Pimentel se convierte en un traductor de todos esos elementos que, culturalmente hablando, nos identifican con la magia, la fiesta, con el poder del carnaval, como ese lugar a donde se resume la vida misma, los sueños, las utopías, nuestros absurdos y también nuestra capacidad de inventarnos la realidad nuevamente”, agregó.

Para la titular del Inbal, el Museo Nacional de Arte (Munal) es el recinto que alberga las expresiones más importantes de la historia del arte en México. Hoy, mencionó, se suma a ese gran. bagaje de experiencias, de exposiciones y de compartir esos grandes acervos y esas grandes exposiciones, como Rodrigo Pimentel (1945-2022). Transmutaciones.

Por último, agradeció a Andrés Blaisten, porque ha sido protagonista de la historia del arte en México; ha contribuido desde muchos ámbitosal desarrollo del trabajo curatorial de este y de muchos otros recintos.

La directora general del Inbal celebró que dos mujeres jóvenes-Renata y Lorena- se hayan sumado para hacer esta curaduría y poderla nutrir de vida cotidiana, que alimenta esta relación amorosa con el arte.

Crear era como respirar: Andrés Blaisten

Por su parte, el coleccionista Andrés Blaisten recordó a Rodrigo Pimentel, con quien estudió en la Academia de San Carlos, describiéndolo como una persona amorosa y amable. Y consideró que para el artista crear era como respirar. “Realmente era un artista en toda la palabra y ustedes lo van a ver en esta exposición. Aquí van a ver los últimos 35 años de su trayectoria”.

Asimismo, reconoció la importante labor de Lorena Ramírez y Renata Blaisten (curadora de la muestra) para exhibir el legado del artista. Y señaló la dualidad presente en el artista como individuo y creador: “Era una persona muy tranquila, muy amable, muy amorosa, de una personalidad muy afable con todo mundo, pero van a ver que en su pintura es de una furia y de una intensidad que no tenía nada que ver con su personalidad”.

En tanto, el director del Munal, Héctor Palhares Dos Santos Meza, refirió que la obra de Rodrigo Pimentel se vincula con la dualidad presente en la mitología purépecha, misma que ha permeado nuestra identidad: “Esta exposición es una explosión de color, es una exposición que celebra la vida de la mano de la muerte, en esos binomios, en esa característica que hace lo propio para representar a la cultura mexicana”.

Asimismo, destacó la diversidad de las obras presentes en la muestra, mismas que sirven de puente entre la sociedad prehispánica y contemporánea:“Es una exposición donde a través de óleos, gouaches, cuadernos de apuntes, dibujos y fotografías, el público recorrerá una etapa fundamental de lo mexicano, a través de máscaras, nahuales, mitos prehispánicos y volcanes que siguen cimbrando, y lo digo de forma literal, el México actual”.

En su oportunidad, Lorena Ramírez Quiroz agradeció al personal del Munal su participación para montar esta exposición, y dijo que el mensaje que quería dejar es que Rodrigo Pimentel -su padre- fue un hombre exitoso, que siempre vivió rodeado de amor y que, junto con su tío, tuvieron una familia muy feliz; además de que fue un hombre que regaló todo su tiempo a los demás a través de su obra.

La muestraestá integradapor una selección de 73 piezas de su legado -entre gouaches y óleos-, fruto de sus últimas cuatro décadas de trabajo, la cual propone un recorrido por los temas que cautivaron sus reflexiones artísticas a través de seis núcleos temáticos: Orígenes; Autorretratos; La máscara, carnaval nacional; La migración; El amor y la autoconciencia, y Bestiario.

En sus obras el color es uno de los protagonistas, inundando todo el espacio del lienzo; cuerpos humanos, de dioses y animales son los elementos principales que completan su visión, ocupando cada posible rincón de la tela y con su enérgica pincelada construye, a partir de lo anterior, un mundo que cautiva la vista del observador.

En su trabajo, además, persiste la dualidad, la violencia y la calma; el dimorfismo del ser oculto bajo máscaras: escenarios donde deidades, hombres, nahuales, bestias y seres mitológicos habitan en recónditos mundos prehispánicos, culturas a las que fue sustancial lo dual, todo aquello que Pimentel captó y plasmó en sus cuadros.

Siempre cercano a su tierra natal, Zináparo, Michoacán, fue una de sus más claras influencias, donde el color y el misterio del que se percató al escuchar los cuentos tradicionales, dieron forma y significado a los habitantes de sus creaciones.

Asimismo, sus viajes y profundo interés por los movimientos y artistas de su época, como Rufino Tamayo, Alfonso Michel, Pedro Coronel o Andy Warhol, le brindaron la vía para tener una visión muy particular y crítica sobre lo nacional, desmenuzado y reconstruido bajo sus propios términos, mundo al que nos adentramos en esta sentida exposición. Con ecos, también, de la resignificación de las cosmogonías prehispánicas que abordaron los maestros del arte comercial en la estética de los calendarios, esta muestra abre sugerentes diálogos para la mirada contemporánea.

Bajo la curaduría de Renata Blaisten, Rodrigo Pimentel (1945-2022). Transmutaciones, abre sus puertas al público este 29 de junio en las salas del primer piso del recinto de la Red de Museos Inbal.

Coordinadas por el departamento Munal+Educa y dirigidas a niñas, niños, jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad, la exposición se complementa con actividades educativas vinculadas con las temáticas de las piezas exhibidas. La propuesta principal consiste en visitas mediadas, donde, a través de recursos didácticos táctiles, los participantes podrán jugar con reproducciones de las obras, funcionando como un detonador para reinterpretarlas.

Rodrigo Ramírez Pimentel (1945-2022)

Nació en Zináparo, Michoacán, el 4 de junio de 1945. Desde pequeñole interesó el dibujo y la pintura. En su juventud se trasladó a la Ciudad de México y en 1964 ingresó a la Antigua Academia de San Carlos, donde se formó y graduó con honores en la carrera de pintura.

En sus inicios recorrió el camino del arte abstracto, posteriormente se encaminó hacia la figuración, periodo que se caracterizó por su colorido único, potente y contrastante, con una fuerza en sus imágenes que trasciende la vista.

Sus pinturas se han presentado en gran cantidad de exposiciones individuales y colectivas, dentro y fuera de nuestro país; Francia y Estados Unidos han sido los más recurrentes. Además, su trabajo pertenece a importantes colecciones, tanto particulares como públicas. En México destacan el Museo de Arte Moderno; Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; Museo de Arte de Querétaro; Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey; Museo Amparo de Puebla; Museo Planetario de Tabasco; Museo Patrimonio Artístico de Coahuila; Museo de El Carmen y, en el extranjero, el Deautshe Brot Museum Ulm, de Alemania.

El Museo Nacional de Arte se ubica en Tacuba 8, Centro Histórico, alcaldía Cuauhtémoc. Horario de visita: de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas. Mayores informes en: @munal.inba.gob.mx.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *