CONGRESO DE LA CDMXSOCIEDAD Y JUSTICIA

La termoeléctrica de Tula, Hidalgo una causante de la contaminación en la CDMX

* La SS de la capital guarda silencio sobre daños en la salud de los capitalinos
Redacción
“Desde hace un año  deje en claro que la Termoeléctrica Francisco Pérez ríos ubicada en Tula de Allende en el Estado de Hidalgo, es un riesgo para la salud de los capitalinos por eso exigí que la Secretaría de Salud capitalina informara sobre las afectaciones en la salud de los habitantes de la Ciudad de México por la quema del combustóleo”.
Lo anterior fue señalado por la legisladora priista, Esther Silvia Sánchez Barrios quien agregó “en lo que va del año La Comisión Ambiental de la Megalópolis activó, por tercera ocasión la contingencia ambiental en el valle de México debido a los altos niveles de ozono”.
Asimismo, recordó “después de un año que presenté el punto de acuerdo sobre la petición de que la Secretaría de Salud informara sobre  los daños que provoca la contaminación ambiental  en la salud de la población del Valle de México como resultado de la quema de combustóleo con alto contenido de azufre en la termoeléctrica con nombre Francisco Pérez ríos ubicada en Tula de Allende en el Estado de Hidalgo a razón de los señalamientos de diversos medios de comunicación y de la organización Greenpeace México el silencio ha sido su respuesta.
Por otro lado, comentó la representante popular que expertos ambientalistas dejaron claro en un estudio presentado por México Evalúa, con la metodología de Sustainalytics, que la mala calidad del aire en el Valle de México se ha agudizado durante los últimos años a causa de la Refinería “Miguel Hidalgo”, ubicada en el municipio de Tula de Allende, a 70 kilómetros de la Ciudad de México.
Los ambientalistas consideran que esta refinería “es una de las centrales más contaminantes y peligrosas para la salud en todo México, ya que propicia la contaminación por la dispersión de dióxido de azufre y de partículas PM2.5, las cuales ocasionan enfermedades cardiovasculares, cerebro-vasculares, neurológicas y respiratorias; se estima que tan solo la refinería es la causante de once mil muertes al año”.
Por lo que reiteró que la Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos, “ha sido señalada como una de las mayores fuentes emisoras de contaminación indirecta para esta Capital. Al usar combustóleo, combustible prohibido por diversas instituciones como la Organización Marítima Internacional.
Con esto dijo “se busca despejar y aclarar los diversos señalamientos que se han generado desde diferentes medios de comunicación, sobre las posibles afectaciones a la salud de los capitalinos, por lo que es necesario trabajar como ciudad para reducir el daño que nuestras necesidades, en este caso de consumo de energía, pudieran estar ocasionando en la salud de los ciudadanos”.
Reconoció que no podemos ser cómplices de la descomposición social, ecológica o los problemas de salud que tienen otras zonas, por nuestras comodidades. “Espero que, como Congreso de la Ciudad de México, dejemos en claro que no seremos cómplices de nada ni de nadie, que si debemos de corregir y señalar lo que estamos ocasionando lo haremos, por el bien de los ciudadanos de aquí o de otro estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *